Nplate 250 microgramos polvo para solución inyectable

 

¿Qué es y cómo se usa?

El principio activo de Nplate es romiplostim, que es una proteína utilizada para tratar los recuentos bajos de plaquetas en pacientes con púrpura trombocitopénica inmune (idiopática) (siglas PTI). La PTI es una enfermedad en la que el sistema inmunitario de su cuerpo destruye sus propias plaquetas. Las plaquetas son las células de la sangre que ayudan a cicatrizar las heridas y forman coágulos de sangre. Los recuentos de plaquetas muy bajos pueden causar hematomas y hemorragias graves.

Nplate se utiliza en pacientes adultos (18 años o mayores) a los que se les ha extirpado el bazo debido a la PTI crónica y que han sido previamente tratados con corticosteroides o inmunoglobulinas, cuando estos tratamientos no funcionan.

Nplate también puede emplearse en pacientes adultos (18 años o mayores) con PTI crónica previamente tratados a los que no se les puede operar.

Nplate funciona estimulando la médula ósea (parte del hueso que genera las células sanguíneas) para que produzca más plaquetas. Esto debería ayudar a evitar los hematomas y las hemorragias relacionadas con la PTI.

¿Qué debe tener en cuenta antes de usarlo?

NO use Nplate

  • si es alérgico (hipersensible) a romiplostim o a cualquiera de los demás componentes de Nplate.
  • si es alérgico a otros medicamentos producidos mediante tecnología del ADN que utiliza el microorganismo Escherichia coli (E. coli).

Tenga especial cuidado con Nplate

  • Si deja de tomar Nplate es probable que vuelva a tener un recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia). Si deja de tomar Nplate, su recuento de plaquetas tendrá que ser controlado, y su médico le comentará las precauciones adecuadas.
  • Si tiene riesgo de aparición de coágulos en la sangre o si los coágulos sanguíneos son frecuentes en su familia. El riesgo de coágulos en la sangre puede estar aumentado también si:
  • tiene problemas en el hígado;
  • es usted una persona anciana;
  • está postrado en la cama;
  • tiene cáncer;
  • está tomando píldoras anticonceptivas o terapia hormonal sustitutiva;
  • se ha sometido recientemente a cirugía o ha padecido de una lesión;
  • es obeso (sobrepeso);
  • es fumador. Informe a su médico si presenta cualquiera de estas situaciones antes de usar Nplate.

Si presenta un recuento de plaquetas muy alto, puede aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos. Su médico ajustará su dosis de Nplate para asegurarse de que su recuento de plaquetas no sea demasiado alto.

Cambios en la médula ósea (aumento de reticulina y posible fibrosis en la médula ósea)

El uso a largo plazo de Nplate puede causar cambios en su médula ósea. Estos cambios pueden llevar a que tenga las células de la sangre anormales o que su cuerpo produzca menor número de células sanguíneas. La forma leve de estos cambios en la médula ósea se llama "aumento de reticulina” y se ha observado en los ensayos clínicos de Nplate. Se desconoce si esto podría progresar a una forma más grave llamada “fibrosis”. En sus análisis de sangre pueden aparecer señales de cambios en la médula ósea como anomalías. Su médico decidirá si un análisis anormal de sangre significa que se debería hacer un análisis de la médula ósea o si debe interrumpir el tratamiento con Nplate.

Empeoramiento del cáncer de la sangre

Su médico puede decidir realizar una biopsia de la médula ósea si considera que es necesario asegurarse que tiene PTI y no otra enfermedad tal como SMD.

Pérdida de respuesta a romiplostim

Si presenta pérdida de respuesta a romiplostim o imposibilidad de mantener una respuesta a las plaquetas durante el tratamiento con romiplostim, su médico averiguará las razones del por qué, incluyendo si está presentando aumento en las fibras de médula ósea (reticulina) o si ha desarrollado anticuerpos, que neutralizan la actividad de romiplostim.

No se recomienda el uso de Nplate en niños menores de 18 años.

Uso de otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta.

Si está también tomando otros medicamentos que evitan la formación de coágulos sanguíneos (tratamiento con anticoagulantes o antiplaquetarios) existe un mayor riesgo de hemorragias. Su médico le comentará este aspecto.

Si está tomando corticosteroides, danazol y/o azatioprina, que los podría estar recibiendo para tratar su PTI, puede que haya que reducir o suprimir su administración al combinarlos con Nplate.

Embarazo y lactancia

Es importante que informe a su médico si está embarazada, cree que puede estarlo o planea quedarse embarazada. No se recomienda utilizar Nplate durante el embarazo a menos que su médico se lo indique.

Se desconoce si romiplostim se excreta en la leche humana. No se recomienda utilizar Nplate durante la lactancia. La decisión de interrumpir la lactancia o interrumpir el tratamiento con romiplostim debe tomarse teniendo en cuenta las ventajas de la lactancia para el bebé y las ventajas del tratamiento con romiplostim para la paciente.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Conducción y uso de máquinas

No se han realizado estudios sobre los efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Consulte a su médico antes de conducir o utilizar máquinas, ya que algunos de los efectos adversos (ej: episodios temporales de mareos) pueden alterar su capacidad para llevar a cabo estas actividades de forma segura.

¿Cómo se utiliza?

Nplate debe administrarse bajo la supervisión directa de un médico que controle con precisión la cantidad de Nplate administrada.

Nplate se administra una vez a la semana mediante inyección debajo de la piel (subcutánea).

La dosis inicial es de 1 microgramo de Nplate por kilogramo de peso corporal una vez por semana. Su médico le indicará la cantidad de Nplate que debe utilizar. Nplate debe inyectarse una vez a la semana para el mantenimiento de los recuentos de plaquetas. Su médico le extraerá muestras de sangre regularmente para evaluar de qué manera están respondiendo sus plaquetas y ajustar la dosis si fuera necesario.

Una vez que su recuento de plaquetas esté controlado, su médico seguirá realizándole análisis de sangre de control. Su dosis puede ajustarse más adelante a fin de mantener un control a largo plazo de su recuento de plaquetas.

Si usa más Nplate del que debiera

Su médico se asegurará de que usted reciba la cantidad adecuada de Nplate. Si ha recibido más Nplate del que debiera, puede que no presente ningún síntoma físico pero sus niveles de plaquetas en sangre pueden aumentar a niveles muy altos y esto puede aumentar el riesgo de coagulación de la sangre. Por tanto, si su médico sospecha que ha recibido más Nplate del que debiera, se recomienda que sea controlado para observar cualquier signo o síntoma de efectos secundarios y que se le administre el tratamiento adecuado de inmediato.

Si olvidó usar Nplate

Si olvida una dosis de Nplate, su médico le indicará cuándo debe recibir la siguiente dosis.

Si interrumpe el tratamiento con Nplate

Si deja de utilizar Nplate, es probable que vuelva a presentar un recuento de plaquetas bajo (trombocitopenia). Su médico decidirá si debe dejar de tomar Nplate.

¿Cuáles son sus posibles efectos secundarios?

Al igual que todos los medicamentos, Nplate puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Efectos adversos muy frecuentes (observados en más de 1 de cada 10 personas tratadas con Nplate):

  • cefalea.

Efectos adversos frecuentes (observados en más de 1 de cada 100 personas tratadas con Nplate):

  • alteración en la médula ósea, incluyendo aumento de las fibras de la médula ósea (reticulina);
  • dificultad para conciliar el sueño (insomnio);
  • mareos;
  • hormigueo o entumecimiento de las manos o los pies (parestesia);
  • migraña;
  • enrojecimiento de la piel (rubor);
  • coágulo de sangre en una arteria del pulmón (embolia pulmonar);
  • náuseas;
  • diarrea;
  • dolor abdominal;
  • indigestión (dispepsia);
  • estreñimiento;
  • picor en la piel (prurito);
  • sangrado debajo de la piel (equimosis);
  • hematomas (contusión);
  • erupción cutánea;
  • dolor en la articulación (artralgia);
  • dolor muscular o debilidad (mialgia);
  • dolor en manos y pies;
  • espasmo muscular;
  • dolor de espalda;
  • dolor de huesos;
  • cansancio (fatiga);
  • reacción en el lugar de la inyección;
  • hinchazón en las manos y los pies (edema periférico);
  • síntomas similares a la gripe (enfermedad semejante a la gripe);
  • dolor;
  • debilidad (astenia);
  • fiebre (pirexia);
  • escalofríos;
  • contusión;
  • recuento bajo de plaquetas en sangre (trombocitopenia) y recuento bajo de plaquetas en sangre (trombocitopenia) tras interrumpir el tratamiento con Nplate;
  • recuento de plaquetas más elevado de lo normal (trombocitosis).

Efectos adversos poco frecuentes (observados en más de 1 de cada 1.000 personas tratadas con Nplate):

  • Alteración de la medula ósea; trastorno de la medula ósea que provoca cicatrización (mielofibrosis); aumento del tamaño del bazo (esplenomegalia); sangrado de la vagina (hemorragia vaginal), sangrado en el recto (hemorragia rectal); sangrado de la boca (hemorragia bucal); sangrado en el lugar de la inyección (hemorragia en el lugar de la inyección);
  • ataque al corazón (infarto de miocardio); aumento de la frecuencia cardíaca;
  • mareo o sensación giratoria (vértigo);
  • problemas con los ojos incluyendo: sangrado en los ojos (hemorragia conjuntival); dificultad para enfocar o visión borrosa (trastorno de acomodación visual, papiloedema o trastorno de los

ojos); ceguera, picor en los ojos (prurito ocular); aumento de lagrimas (aumento del lagrimeo); o alteraciones visuales;

  • problemas con el sistema digestivo incluyendo: vómitos; mal aliento (halitosis); dificultad para tragar (disfagia); indigestión o acidez gástrica (trastorno de reflujo gastroesofágico); sangre en las heces (hematoquecia); malestar estomacal; úlceras en la boca o ampollas en la boca (estomatitis), dientes decolorados (decoloración dental);
  • pérdida de peso; aumento de peso; intolerancia al alcohol; pérdida de apetito (anorexia o disminución de apetito); deshidratación;
  • sensación general de malestar (malestar); dolor en el pecho; irritabilidad; hinchazón de la cara (edema facial); sensación de calor; aumento de la temperatura corporal; sensación nerviosa;
  • gripe; infección localizada; inflamación de las fosas de la nariz y la garganta (nasofaringitis);
  • problemas en la nariz y la garganta incluyendo: tos, secreción nasal (rinorrea); garganta seca; falta de aliento o dificultad en respirar (disnea); congestión nasal; dolor al respirar (respiración dolorosa);
  • articulaciones hinchadas doloridas, causadas por el ácido úrico (producto de degradación de los alimentos) (gota);
  • rigidez muscular; debilidad muscular; dolor de hombros; contracciones musculares;
  • problemas con el sistema nervioso incluyendo contracciones musculares involuntarias (clonus); sentido del gusto distorsionado (disgeusia); disminución del sentido del gusto (hipogeusia); sensación de disminución de la sensibilidad, especialmente en la piel (hipoaestesia); alteraciones en las funciones nerviosas en brazos y piernas (neuropatía periférica); coágulo sanguíneo en el seno transverso (trombosis de seno transverso);
  • depresión; sueños anormales;
  • pérdida de cabello (alopecia); sensibilidad a la luz (reacción de fotosensibilidad); acné: reacción alérgica en la piel por el contacto de alérgenos (dermatitis de contacto); manifestaciones de la piel con erupción y ampollas (eczema); piel seca; enrojecimiento de la piel (eritema); descamación grave o erupción descamativa (erupción exfoliativa); crecimiento anormal del pelo; engrosamiento y picor de la piel por rascarse repetidamente (prurigo); sangrado debajo de la superficie de la piel o moretones debajo de la piel (purpura); erupción de la piel con picor (erupción papular); erupción de la piel con picor (erupción pruriginosa); erupción con picor generalizada (urticaria); protuberancia en la piel (nódulo en la piel); olor anormal de la piel (olor anormal de la piel);
  • problemas con la circulación incluyendo coágulos sanguíneos en la vena del hígado (trombosis de la vena porta); trombosis venosa profunda; presión sanguínea baja (hipotensión); aumento de la presión sanguínea; bloqueo de un vaso sanguíneo (embolismo periférico); flujo sanguíneo reducido en las manos, tobillos o pies (isquemia periférica); hinchazón y coagulación en una vena, que puede ser extremamente blanda al tacto (flebitis o tromboflebitis superficial); coagulación sanguínea (trombosis).

Efectos adversos poco frecuentes que pueden ser observados en análisis de sangre u orina (observados en más de 1 de cada 1.000 personas tratadas con Nplate):

  • anemia, incluyendo un tipo raro de anemia en la cual las células rojas de la sangre, las células blancas de la sangre y las plaquetas están reducidas en número (anemia aplásica); aumento del recuento de las células blancas de la sangre (leucocitosis); exceso en la producción de plaquetas (trombocitaemia); aumento en el recuento de plaquetas; recuento anormal de las células de la sangre que previenen las hemorragias (recuento de plaquetas anormal); alteraciones en algún análisis de la sangre (aumento de las transaminasas; aumento de la lactato deshidrogenasa de la sangre); o cáncer de las células blancas de la sangre (mieloma múltiple);
  • proteínas en la orina.

Otros efectos adversos:
Una alteración rara caracterizada por periodos de dolor con quemazón, enrojecimiento y calor en los pies y manos (eritromelalgia).

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

¿Cómo debe almacenarse?

Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños.

No utilice Nplate después de la fecha de caducidad que aparece en el envase y en la etiqueta del vial después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

Conservar en nevera (entre 2° C y 8° C).
No congelar.
Conservar en el embalaje original para protegerlo de la luz.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

¿Qué es?

Nplate es un polvo destinado a la preparación de una solución inyectable, con o sin disolvente, que contiene el principio activo romiplostim.

¿Para qué se utiliza?

Nplate se utiliza en adultos con púrpura trombocitopénica inmunitaria (PTI) crónica, una enfermedad en la que el sistema inmunitario del paciente destruye las plaquetas (elementos de la sangre que contribuyen a la coagulación) . Los pacientes con PTI tienen pocas plaquetas y corren el riesgo de sufrir hemorragias.
Nplate se utiliza en pacientes que ya han sido tratados con medicamentos tales como corticosteroides o inmunoglobulinas y a los que se ha extirpado el bazo, cuando estos tratamientos no han dado resultado. También puede considerarse su uso en pacientes que han recibido tratamiento para la PTI, pero que conservan el bazo y no son candidatos a una intervención quirúrgica. El bazo es un órgano que interviene en la destrucción de las plaquetas.
Dado que el número de pacientes enfermos de PTI es reducido, la enfermedad se considera «rara» y Nplate fue designado «medicamento huérfano» (un medicamento utilizado con enfermedades raras) el 27 de mayo de 2005.
Este medicamento sólo podrá dispensarse con receta médica.

¿Cómo se utiliza?

El tratamiento con Nplate debe ser supervisado por un médico que tenga experiencia en el tratamiento de las enfermedades de la sangre.
Nplate se administra una vez a la semana mediante una inyección subcutánea. La dosis inicial depende del peso del paciente y posteriormente debe ajustarse todas las semanas para mantener el recuento de plaquetas dentro de los objetivos. El tratamiento puede interrumpirse si el recuento plaquetario se eleva demasiado. La administración de Nplate se suspenderá después de cuatro semanas de tratamiento con la dosis máxima del medicamento si el recuento plaquetario no alcanza un valor lo suficientemente elevado como para reducir el riesgo de hemorragia.

¿Cómo actúa?

El principio activo de Nplate, el romiplostim, es un medicamento que estimula la producción de plaquetas. En el organismo existe una hormona denominada «trombopoyetina» que estimula la

¿Cómo se ha estudiado?

Nplate se ha comparado con un placebo (un tratamiento ficticio) en dos estudios principales realizados en adultos con PTI de larga duración. En el primero de ellos participaron 63 pacientes a los que se había extirpado el bazo, pero cuya enfermedad no estaba controlada a pesar de ello. El segundo estudio se realizó con 62 pacientes que conservaban el bazo y que habían recibido tratamiento para la PTI en el pasado.
En ambos estudios, el criterio principal de valoración de la eficacia fue el número de pacientes que mostraron una respuesta duradera al tratamiento, entendiéndose por respuesta duradera un recuento plaquetario de más de 50 millones por mililitro mantenido durante al menos seis de las últimas ocho semanas del periodo de tratamiento de 24 semanas de duración, sin la necesidad de emplear ningún otro medicamento para la PTI. Se considera que un recuento de plaquetas inferior a 30 millones por mililitro supone un riesgo de hemorragia para los pacientes con PTI; los recuentos normales se sitúan entre los 150 y los 400 millones por mililitro.

¿Qué beneficios ha demostrado durante los estudios?

Nplate fue más eficaz que el placebo para elevar el recuento de plaquetas. En el estudio realizado en pacientes a los que se había extirpado el bazo, el 38% (es decir, 16 de 42) mostró una respuesta duradera al tratamiento con Nplate, en comparación con ninguno de los 21 pacientes que recibieron el placebo. En el estudio realizado en pacientes que conservaban el bazo, el 61% (25 de 41) mostró una respuesta duradera al tratamiento con Nplate, en comparación con el 5% (1 de 21) de los pacientes que recibieron el placebo.

¿Cuáles son los riesgos asociados?

El efecto secundario más frecuente de Nplate (observado en más de uno de cada diez pacientes) es el dolor de cabeza. La lista completa de efectos secundarios comunicados sobre Nplate puede consultarse en el prospecto.
Nplate no debe administrarse a personas hipersensibles (alérgicas) al romiplostim, a cualquiera de los demás componentes del medicamento o a las proteínas producidas por la Escherichia coli (una bacteria).

¿Por qué se ha aprobado?

El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) constató que la eficacia de Nplate había quedado demostrada en pacientes a los que se había extirpado el bazo, así como en pacientes que lo conservaban. Sin embargo, dado que la extirpación del bazo es una de las posibles curas de la PTI, el Comité concluyó que Nplate sólo debe utilizarse en pacientes que conservan este órgano si no pueden someterse a una intervención quirúrgica. El Comité decidió que los beneficios de Nplate son mayores que sus riesgos y recomendó autorizar su comercialización.

¿Cómo se ha estudiado?

La empresa que produce Nplate facilitará material educativo dirigido a los médicos de los Estados miembros. Este material incluirá información sobre la seguridad y la eficacia del medicamento. También se recordará a los médicos cómo han de utilizar Nplate y que deben explicar a los pacientes los beneficios y los riesgos del medicamento. Los médicos recibirán además una «calculadora de dosis» que les ayudará a calcular el volumen de Nplate que ha de inyectarse. En algunas ocasiones, estos volúmenes pueden llegar a ser muy pequeños.

Más información

La Comisión Europea emitió una autorización de comercialización válida en toda la Unión Europea para el medicamento Nplate a Amgen Europe B.V. el 4 de febrero de 2009. La autorización de comercialización es válida por cinco años, transcurridos los cuales puede renovarse.

El resumen del dictamen del Comité de Medicamentos Huérfanos sobre Nplate puede consultarse aquí.